Blog Single

04 Feb

Social listening, el narcisismo corporativo a tu servicio

«No me interesa lo que la gente piense de mí», Esta frase es un grito de libertad hacia los chismorreos y la independencia emocional. Una especie de expresión desencadenada por la presión social que vivimos (y sufrimos).

Sin embargo, si eres un profesional, mejor tener cuidado. No saber qué piensan de ti y de tu marca (y peor aún, no querer saberlo), puede hacerte perder la posibilidad de mejorar la notoriedad y el valor de tu marca, ya sea personal como comercial. Aprovecho aquí para recordar que, en ocasiones, (sobre todo en el caso de trabajadores autónomos del sector de la consultoría) la marca profesional está muy ligada a la personal. Es cuando el personal branding se mezcla con el profesional branding. Pero esto es otro tema.

¿Para qué sirve el social listening?

Según Marina Tordera Escribano (experta en social listening), sirve para conocer qué , cómo y dónde hablan de nosotros y/o de nuestra marca o servicio.

Claro, la cosa no es tan sencilla. Dependiendo del medio social, no se hablará igual. Si tomamos como ejemplo LinkedIn el enfoque puede ser profesional y desde la distancia. Sin embargo, en Facebook el consumidor/cliente es el potencial directo.

Todas esas conversaciones, permiten mejorar y ajustar nuestras estrategias. Como decimos siempre, no se puede mejorar lo que no se puede medir.

Ajustar y reconducir a tiempo

Estar atento a lo que pueda surgir, a raíz de un contenido cuyas consecuencias no se habían medido antes es la clave. No hablamos de evitar problemas sino minimizar daños tan pronto empecemos a ver reacciones negativas. Siempre habrá una filtración que se puede viralizar, pero reconducir el tema es vital y , además, agudizaremos nuestra creatividad al tratar un tropiezo como algo positivo.

Pero el Social Listening va mas lejos. Permite encontrar ideas y estrategias para mejorar los mensajes y las publicaciones. Estas vienen tanto de nuestros usuarios y clientes potenciales (gracias a sus reacciones) como de la competencia. Basta con escoger nuestra competencia directa (un mínimo de tres competidores) y aprender de sus aciertos.

Social Listening e inteligencia competitiva

Aquí hay materia para un artículo aparte. Pero podemos decir que si queremos emplear la información externa para adelantarse a los competidores y a las necesidades del mercado (objetivo de la inteligencia competitiva), el social listening será sin duda de gran ayuda.​

Al fin y al cabo, no interesarse por lo que la gente dice, tanto personal como profesionalmente, es un peligro en sí, ya que muchas veces, la reputación es uno de los valores mas importantes de la sociedad (de consumo). Sobre todo cuando vendemos confianza y seguridad.

Al fin y al cabo, no interesarse por lo que la gente dice, tanto personal como profesionalmente, es un peligro en sí, ya que muchas veces, la reputación es uno de los valores mas importantes de la sociedad (de consumo). Sobre todo cuando vendemos confianza y seguridad.

Comentar

🍪 ¡Sí, este es otro aviso de cookies! 🍪 Siguiendo la ley al pie de la letra, y pese a que este banner es molesto, queremos informarte de que usamos cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar